Déjame entrar

Written by John Doe on miércoles, 31 de marzo de 2010 at 11:23

"Let the Right One in" o "Criatura de la noche" (2008) como se estrenó en Argentina es una película sueca sobre vampiros, una película distinta a todo lo que viene de Hollywood. Por empezar los protagonistas son niños y no abundan los efectos especiales.
Oskar es un chico de 12 años, hijo de padres separados, que vive en un departamento tan impersonal como los edificios soviéticos. Los compañeros de colegio se burlan de él (y son realmente crueles, como sólo los niños pueden ser crueles) por lo que inunda su imaginación de asesinatos y sangrientas venganzas. Y un día conoce a Eli, una "vecina" que se convertirá en su única amiga. Eli, por supuesto, es el vampiro del film.
La trama no es romántica y, aunque la novela lo suaviza, el tema de fondo es la pedofilia. Eli no vive sola sino con un hombre que asesina por ella y la alimenta. La relación entre ambos - básicamente de servidumbre - no queda del todo clara con una ambigüedad buscada. Lo ambiguo también queda patente en la voz de Eli. El papel está encarnado por una joven actriz de 13 años, pero su voz está doblada por un hombre.
****************SPOILER ***************
¿Por qué por un nombre? Si prestan atención a la película verán que Eli jamás dice que es una chica. Está en el instersticio. Suena horrible, pero Eli es un eunuco. Mejor dicho, es un chico (Elías) al que castraron antes de convertir en vampiro. La película sólo lo da a entender (el mismo escritor del libro fue el guionista e hizo bien en realizar esos cambios), pero es un personaje bisagra en más de un sentido: ni muerto ni vivo, ni hombre ni mujer, ni niño ni adulto.
****************************************
El título en inglés remite a la tradición de que los vampiros sólo pueden entrar adonde han sido invitados. La versión de la distribuidora local lo arruinó totalmente.

Es una película muy buena, pero no sé si guste a los amantes del terror. Es más lenta que las norteamericanas, con menos diálogos y más climas. No estrictamente comercial.
Para leer una crítica mejor que las mía, les recomiendo este lugar.

En septiembre del 2008, Mariana Enriquez (Página/12) publicó esta pequeña nota sobre la novela):

"No está todo perdido. Este año se conoció en la Argentina el extraordinario debut como escritor del sueco John Ajvide Lindqvist, la mejor novela de vampiros publicada en mucho tiempo: Déjame entrar, de 2004. Ubicada en un barrio suburbano de Estocolmo, la novela es arriesgada, deprimente y depresiva, y hace uso del vampiro para un comentario demoledor sobre la sociedad sueca. El vampiro es una niña llamada Eli, que se muda al suburbio de Blackeberg con su protector, un hombre mayor llamado Hakan, que la provee de sangre (ella es muy pequeña y a veces se le complica hacerlo sola). Pero la amistad no es desinteresada: Hakan es un pedófilo y está enamorado de Eli, de 12 años. Déjame entrar no ahorra espanto: cuando Hakan va a la biblioteca nacional de Estocolmo a buscar un chico, y le ofrecen un niño cuyos dientes fueron arrancados por su explotador para que pueda ejercer mejor el sexo oral con sus clientes, queda claro quiénes son los verdaderos monstruos. El otro personaje principal es Oskar, un chico de 12 años que se hace amigo de Eli, y que sufre terribles castigos en la escuela, donde lo golpean por gordo, por tímido, por raro (tanto lo golpean y él tiene tanto miedo que anda con una “bolsa de orina” encima, ubicada entre las piernas, para no tener que sufrir la humillación extra de los pantalones húmedos cuando se hace pis encima de puro terror).
El resto de los personajes son alcohólicos, abandonados, sostenidos por el sistema de seguridad social sueco, que les permite echarse a morir si así lo desean.
En Déjame entrar, los niños sólo pueden ser depredadores, para no ser presas, para no ser víctimas. Oskar aprende a responder a los ataques gracias a las enseñanzas de Eli, y al coraje que le da su nueva amistad. Eli es un ángel de la muerte, un nómade portador de desgracias: un vampiro. No es una criatura agradable, es de cuidado y en su enorme soledad tiene mucho que decir sobre el vacío de sentido, la depresión, las adicciones y la violencia en sociedades hipersatisfechas...."

Descargar peli


Lileinaya (foto)
                                                                                                                                                                   

1 Responses to "Déjame entrar"

Anónimo
1 de abril de 2010, 09:05 #  

Es una de mis favoritas de vampiros. Todavía no leí el libro, seguramente al leerlo cambie mi percepción de los personajes, yo creía que Eli era una chica, aunque en realidad no es importante si lo es o no. Si Hakan, el hombre que vive con Eli la conoció de niño al igual que Oskar… sería de todos modos un pedófilo? Eli querrá realmente a Oskar o solo se está asegurando un sucesor de Hakan? Ella le enseño a defenderse de sus agresores por su bien o para iniciarlo en la violencia que deberá aplicar luego para alimentarla?

July

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates