Los pitufos - Schtroumpf

Written by John Doe on sábado, 27 de febrero de 2010 at 08:34

Sí, ya sé lo que deben pensar: ¿qué tienen que ver los pitufos con los vampiros? Sin embargo, no enloquecí y tengo mis razones para incluirlos.
Por un lado, como todo sobreviviente de los ochenta, recuerdo la leyenda maldita de los pitufos según  la cual los muñecos cobraban vida y mataban a sus dueños o a sus familias por la noche. Yo no tenía más que algún dibujo, pero hubo niños que tiraron a la basura o enterraron o quemaron sus muñecos por el pánico que sembró esta leyenda urbana. Ahora puede resultar ridículo, pero cuando uno tiene 9 años la oscuridad es algo muy serio. Se habló de satanismo y no sé cuántas otras cosas y al final desaparecieron de escena.
Por otro lado, tenemos a Sergio Bleda y Alberto López Aroca quienes en el 2004 publican una breve historia de vampiros con la base de "Los Pitufos". El comic de 3 páginas se llama "Schtroumpf", Una aventura de Jakob el vampiro.
Copio lo que dijo Bleda en un foro sobre el tema:
"Sobre la ferocidad de los pitufos:
Nuestra teoría es que las historias de Peyo son una "dulcificación" (¿existirá esa palabra?) de la realidad. Al igual que la historia de caperucita que ha llegado a nuestros días es mucho mas amable que la original popular, los tebeos de Peyo son historias para niños sobre unos seres que, en realidad, eran un raza de duendes malignos.
En la primera aparición de Gargamel vemos que es un alquimista y necesita un pitufo para la piedra filosofal, sin embargo esta meta parece desaparecer y la única obsesión del brujo es acabar con todos ellos. Creemos que los pitufos acaban por volverle loco.
Los pitufos son longevos, existen y, por supuesto, en realidad son peligrosos, sobre todo si los molestas.
De hecho imagino que ahora deben andar cabreados por lo que le estamos haciendo al entorno natural. A no ser que una constructora haya edificado sobre el país maldito y los bulldozer acabaran con ellos.
Sobre el siglo XVIII:
Caray, veo que a veces merece la pena documentarse.
Efectivamente, esa es la época en la que Jakob el vampiro es vampirizado y comienzan sus aventuras como tal. Aventuras que continuan hasta nuestros días como puede verse en mi serie (editada por Planeta DeAgostini hace unos años) "El Baile del Vampiro"
Sobre Jakob:
Porque Jakob no es otro que el "Jacob" que aparece en dicha serie. El paso de los siglos ha cambiado una letra pero sigue siendo el mismo personaje.(...)

Efectivamente el esqueleto del gato es el de Azrael. Pero, además, la idea de Alberto es que el gato que aparece acosando al pitufo, de cuya sangre acaba alimentándose Jakob (lo que propicia que las criaturas azules se acaben poniendo de parte del vampiro) es un descendiente directo de Azrael. Lo cual, si lo piensas, tampoco es tan disparatado. (...)
Pues sí, por ahí va la cosa.
Y es que cuando la gente piensa en hadas o duendes tiene una idea demasiado edulcorada para mi gusto.
No se si recordais esa escena de la película "Laberinto" de Jim Henson en que la chica recoge un hada del suelo y esta, de inmediato, le muerde la mano.
-"¡Me ha mordido!"- exclama
-"Claro"-responde el enano- " es un hada, ¿qué esperabas que hiciera?"
-"Pensaba que concedían deseos"
-"Eso demuestra lo poco que sabes""



                                                                                                                                                                                                                                 

0 Responses to "Los pitufos - Schtroumpf"

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates