Supersticiones - 2 parte

Written by John Doe on sábado, 16 de enero de 2010 at 14:21

Repelentes

Si están en Buenos Aires sabrán que las farmacias se han llenado de pulseras repelentes de mosquitos, todo culpa de la pananoia del dengue y un verano extrañamente lluvioso. Ahora bien, no sé cómo funcionará la pulsera pero los que han probado alguna vez el Off, saben que no es 100 % efectivo. Los "ahuyentadores" de vampiros son peores.

1) El ajo, la rosa silvestre y el espino blanco.

El ajo es por cierto el más famoso repelente ya que los vampiros tendríamos aversión respecto a su olor penetrante. Sin embargo, si nos olvidamos de la porfiria (la enfermedad que muchos relacionan con el vampirismo y que aparece en "Los otros") el ajo es totalmente inofensivo. Al menos mientras la gente no se atragante con él:

"En una noche de enero de 1973, John Pye, joven oficial de la policía británica, fue requerido para que investigase una muerte (...) Pye encontró la habitación del muerto sumida en la oscuridad. Aparentemente, el hombre sentía tal terror por la electricidad que no toleraba ni las bombillas eléctricas (...) Pye se vio frente a una fortaleza preparada contra el ataque de los vampiros. Había sal esparcida por la habitación y sobre las mantas. Junto a la cara del muerto se hallaba una bolsa de sal, y entre sus piernas, otra. El hombre había mezclado sal con su orina en diversos recipientes. Fuera, en el aféizar de la ventana, se veía un cuenco invertido que cubría una mezcla de excrementos humanos y ajo.
El muerto era Demetrious Myiciura, un inmigrante polaco que 25 años antes había abandonado su país para instalarse en Gran Bretaña. Había trabajado como ceramista en Stoke-on-Trent, corazón de la región ceramista de Inglaterra (...) En la investigación, el forense comunicó que Myiciura se había asfixiado con una cebolla en vinagre (...) Entretanto, el joven policía no podía olvidar lo que había visto. Se dirigió a la biblioteca municipal y leyó la obra de Anthony Masters, Natural History of the Vampire. Se confirmaron sus sospechas (...) Cuando puso al corriente al juez, éste ordenó un nuevo examen de la supesta cebolla en vinagre. Descubrieron que se trataba de un diente de ajo. Como medida final y desesperada para ahuyentar a los vampiros, el pobre hombre se había acostado con un diente de ajo en la boca, y el ajo le había causado la muerte por asfixia. Daniel Farson, Hombres lobo, vampiros y aparecidos. "

No conozco ningún vampiro a quien estos repelentes le den problemas. A nadie le gusta el aliento que proporciona el ajo, pero en tanto uno no bese a la víctima, todo bien.
El espino blanco se considera repelente porque muchos creen que se trata de la madera con que se hizo de cruz de Cristo.

2) Los elementos religiosos: cruces, hostias, agua y sal benditas. Mantras si son orientales.

Creo que en este punto cae de maduro - ya que el vampirismo es más antiguo que el cristianismo y las otras religiones humanas - que los símbolos religiosos son inútiles. Excepto que justo se topen con un vampiro religioso que considere sacrílego acercarse a una cruz, etc.Es imprevisible, especialmente ahora cuando florece el ateismo.
Esta idea de oponer sal, agua bendita y demás proviene del error de considerar a los vampiros como demonios o ligados a ellos ya que son objetos que se utilizan en los exorcismos y aparecen en el ritual romano.  Este es el botiquín del Exorcista.

3) La plata (Ag) como antídoto.

 Según True Blood, una cadena de plata (imaginen lo que puede costar una cadena de plata pura, y digo cadena, no cadenita) puede paralizar a un vampiro milenario. Es como la kriptonita de Súperman pero sin "meteor freaks".

"Se dormía además con objetos de plata ... debajo de las almohadas para prevenir sus visitas nocturnas y hasta se colocaban atados de heces humanas sobre el pecho. Historias de vampiros y lobizones. Biblioteca Time Life Conozca Más".

El origen de esta superstición es para mí incierto, aunque todos sabemos que se aplicó luego con éxito a los hombres-lobo - ¡las balas de plata!- a partir  de la película "The Wolf Man" (1941) y al guionista Curt Siodmak que añadió características vampíricas a la leyenda del licántropo.

Lamento decirlo, pero la plata es totalmente ineficaz, apenas una excusa para no usar bijouterie barata.

0 Responses to "Supersticiones - 2 parte"

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates