"Last night I dreamt I went to Manderley again"

Written by John Doe on sábado, 23 de enero de 2010 at 09:21

En mi búsqueda de libros de vampiros he descubierto que muchos son novelas románticas. La mayoría. Parece ser un gran negocio editorial. ¿Por qué - me pregunto - ese afán femenino por héroes torturados y oscuros? Antes eran los piratas o bandoleros, ahora los vampiros. Claro que el elemento gótico y/o paranormal no es nuevo en el género. Ahí tenemos a Rebecca de Daphne du Maurier (1938) y el atormentado Maxim de Winter (magníficamente interpretado por Laurence Olivier en la adaptación cinematográfica de A. Hitchcock). La nueva "cenicienta" innominada debe luchar con el recuerdo de la hermosa Rebecca, primera esposa de Maxim, y la maligna ama de llaves.


Y antes de Rebecca tenemos a su directa antepasada Jane Eyre (1847) de Charlotte Brontë. ¿Qué oculta el hosco señor de Thornfield Manor, Edward Rochester? La mejor escena es aquella en la que un desesperado Mr. Rochester comprende que no podrá casarse con Jane.




Pero dejemos a Orson Welles. En 1803 Jane Austen publica La abadía Northanger, casi a la manera de una sátira de las novelas góticas que estaban de moda. El modelo es Los misterios de Udolfo de Ann Radcliffe (1794), libro que lamentablemente no se consigue en castellano de manera digital. Protagonistas pobres (Catherine Morland y Emily St. Aubert respectivamente), romance y un secreto que puede cambiarlo todo.


Más allá en el tiempo, tenemos el cuento de hadas  "La bella y la bestia", publicado por primera vez en 1740. La versión más conocida, empero, es la de JM Leprince de Beaumont escrita 16 años después. Recomiendo la película de Jean Cocteau (1946) sobre este relato. El mismo tiene varias fuentes, pero la más importante es el mito de Eros y Psique que se lee en Apuleyo. ¿Está la joven Psique casada con un monstruo?


0 Responses to ""Last night I dreamt I went to Manderley again""

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates