El origen de los vampiros - 1 parte

Written by John Doe on martes, 5 de enero de 2010 at 11:32

Buenos Aires parece un pantano: calor, humedad, mosquitos. Nada de glamour así que no esperen descripciones de bosques penumbrosos en mi blog. He estado consultando y me han permitido seguir adelante con mi proyecto.
Aquí voy (pido perdón de antemano por el cientificismo de la entrada, pero no hay más remedio):

El origen de los vampiros (ODIO ESE NOMBRE!!!) es bastante discutido pero casi todos coinciden en lo siguiente. El vampiro no surge en Egipto como aparece en las novelas de Anne Rice & Cía. De hecho, si bien para los egipcios (donde el promedio de vida no superaba los treinta años) la muerte y su ritual formaba parte de la vida cotidiana, no había "vampiros" en su mitología. Los dioses podían beber sangre, sí, pero los dioses siempre se han alimentado con sustancias raras, especialmente si son dioses guerreros como Sekhmet.  El vampiro va más allá de las primeras civilizaciones. 

No recuerdo dónde leí que Lilith - la primera mujer de Adán según el folklore israelita - fue el primer vampiro. Pero en esta época ¿quién puede creer realmente en la literalidad del Génesis bíblico? No seamos ingenuos. Yo les dejo el creacionismo a los fundamentalistas yanquis. No, lo siento. El vampirismo es más viejo que nuestra cultura judeocristiana y tampoco tiene nada que ver con pactos demoníacos o ouija stuff.


Todo empezó hace unos 28.000 años (tal vez más, no había calendarios entonces) con una plaga. Ya sé en qué piensan. Hemos leído Soy leyenda o visto Exterminio (28 Days Later), pero esto no fue un virus de la rabia o una bacteria pro-zombies. Fue peor. Afortunadamente, la epidemia no afectó a todas las especies humanas de la misma manera:
 

El hombre de Neandertal, sin defensas adecuadas, se extinguió después de 200.000 años de dominio sobre el planeta. Ahora podemos ver los fósiles en los museos y elaborar teorías sobre su canibalismo o su lenguaje.
La reacción del Homo Sapiens no fue tan sencilla. La mayoría, los que llamamos Homo Sapiens s1, murió también como consecuencia de la peste. Se cree que, en proporción, la mortandad superó con creces a la de la Peste Negra que asoló el mundo durante el medioevo.  Los restantes se dividieron en dos grupos: los Homo Sapiens s2 y los s3. Los Homo Sapiens s2 se volvieron inmunes al virus y sobrevivieron sin mayores consecuencias. Aún hoy persisten sus anticuerpos, transmitidos de generación en generación. Los Homo Sapiens s3 no tuvieron tanta suerte. Genéticamente hablando, los s3 eran una diversificación de los sapiens que dieron principio al hombre moderno. Esa variedad en el genoma, en sí poco significativa, fue determinante en lo que sucedió después ya que el virus detonó una respuesta genética y llevó a lo que algunos denominan el "síndrome Lafeour" en honor al investigador francés Jacques Lafeour.
Los s3 superaron la pandemia, sin embargo, al ser posteriormente expuestos a una situación de muerte - ya fuera por alguna herida u otra enfermedad - se hizo evidente su mutación. Ellos fueron los primeros vampiros.

Continuará...

0 Responses to "El origen de los vampiros - 1 parte"

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates