Mi conversión en vampiro

Written by John Doe on domingo, 18 de julio de 2010 at 11:28

Llevo bastante tiempo dilatando esto, así que bueno. Aprovecho que afuera llueve en un Buenos Aires bajo ola polar. He dicho que no todo vampiro nace "contagiado" por otro. Mi caso, sin embargo, cae casi en el estereotipo. ¡Ni siquiera en esto soy original!
Enero 1998. Había terminado otro extenuante cuatrimestre en la UBA y me preparaba para comenzar un nuevo trabajo con un contador amigo de la familia. Tenía unos días de vacaciones. Unos compañeros de la facu me comentaron su idea de ir de camping a la Patagonia. Los precios que habían averiguado eran bajísimos y la única vez que yo había estado en el sur había sido con el viaje de egresados (un año pagando las cuotas de Río Estudiantil para viajar a Bariloche, bolichear y no ver nada excepto el nevado cerro Catedral). Además, lo del campamento me seducía. Cuando era chico había querido ir con un grupo de la parroquia, pero mi vieja no me dejó, preocupada por mis ataques de pseudo-asma. No sé si en aquella época ya estaba el ventolín en spray, pero el hecho fue que quedé privado de vivir esa experiencia. Ahora era mi revancha.
Conseguí una bolsa de dormir, carpa, etc etc etc y me lancé a la aventura. Supongo que no debía haberlo hecho. No sé.
Estuvimos en Bariloche, Colonia Suiza, pero ahí no pasó nada. Descubrí que no es fácil dormir en el piso y que el matecocido calentado sobre leña queda lleno de cenizas. Gran cosa. De Bariloche fuimos a San Martín de los Andes en una catramina llena de mochileros como nosotros. Y decidimos recorrer el Parque Nacional Lanín. Ese volcán es algo impresionante. En serio.
Al final nos instalamos en Hua Hum, cerca del paso a Chile. Selva valdiviana. Naturaleza virgen... demasiado para un novato como yo.
Nos hicimos amigos de un grupito de Córdoba y nos quedamos hasta tarde organizando una excursión conjunta a las termas de Queñi. Ya era de madrugada y desde hacía horas yo tenía un dolor de cabeza taladrante. Decidí ir a acostarme para estar bien al otro día. ¡Qué ingenuo! La carpa de los cordobeses estaba a unos 500 metros de las nuestras (5 cuadras, más o menos) por lo que no era una gran caminata. Claro que tendría que haberme acordado de las películas de terror tipo Viernes 13, pero realmente quería tomarme una aspirina y dormir un poco. Además, ¿de qué podía tener miedo? Argentina no es Estados Unidos donde pululan los asesinos seriales armados de garfios y hachas. Ladrones no había y los pumas no se acercan a las personas. Linterna en mano me adentré en la noche cerrada. Acostumbrado a la ciudad, no me sentía cómodo con la oscuridad completa del bosque. Más allá del haz de luz de la linterna, negrura completa. Caminé más rápido. Las voces de mis amigos se fueron perdiendo en el silencio nocturno.
Vi que algo se movía, pero traté de ignorarlo. Ya me había encontrado con vacas o caballos sueltos que salían a pastar por la noche. Parece que en Argentina es imposible no toparse con una vaca.
Ni siquiera atiné a gritar cuando me atacaron. No recuerdo los detalles. Se apagó la linterna y me hundí en la oscuridad. Sabía lo que pasaba pero no podía creer que me pasara a mí. Nadie me mordió si es lo que están pensando. Los cuchillitos bien afilados son más eficientes. No es sexy ni orgásmico que alguien beba tu sangre. No porque doliera tanto sino porque sonaba como una manada de lobos devorando a su presa. Asqueroso. Traté de mantener los ojos abiertos el mayor tiempo que pude. Al pedo porque no había luna y  no podía ver nada.
Cuando volví a abrir los ojos estaba amaneciendo. Pensé que había tenido una pesadilla. Me dolían todos los músculos pero supuse que era por dormir en el suelo sin ningún tipo de aislante. A mi alrededor estaban los vampiros, que no se parecían en nada a los de las películas. Tenían pinta de hippies, amor y paz, un porro, artesanías y todo eso. La chica rubia me dijo algo en alemán o sueco que no entendí, luego se olvidaron de mí. Volví a desmayarme o como se llame. Desperté casi de noche junto a una fogata. La chica rubia me acercó una jarra y bebí...
Cero romance. Cero glamour. Yo tenía mugre hasta en las pestañas y sólo quería darme una ducha caliente (desde siempre he curado todas mis dolencias con un baño caliente). Me acompañaron hasta el camino y nunca más los volví a ver. Llegué a mi carpa con un día de retraso. Mis amigos ya habían hablado con el guardaparques quien me largó un discurso muy convincente sobre los peligros de andar solo en la montaña. Tomé el último colectivo que salía para San Martín de los Andes, me metí en un hotel cerca de la terminal, ducha y cama.
Debo haber dormido dos días seguidos.
¿Qué pasó después? Mi compañeros de ruta siguieron viaje por los Siete Lagos y yo compré un pasaje en avión para Buenos Aires. Pero antes de volar, recibí una visita inesperada. Podríamos llamarlo mentor, si esa palabra no fuera tan inadecuada para describirlo. Era guía turístico en Bariloche, un tipo que adoraba el alpinismo y la fotografía. Él me explicó el ABC del vampirismo, cosa que yo creía conocer después de tantas películas. Gran error.
Eso fue todo. El resto, adaptarse al cambio.
Ah! Volví a Hua Hum hace dos años y por fin conocí las termas. 1 hora de caminata de ida, 1 hora de vuelta. Una historia con final feliz (salvo cuando me quedo sin internet)

                                                                                                                                                                        

17 Responses to "Mi conversión en vampiro"

Anónimo
20 de agosto de 2010, 14:25 #  

Creo que no he leido o más bien, no he comprendido tu post. Esto es un pasaje sacado de alguna novela de terror, porque no creo, que pienses que eres un vampiro!!

Es imposible

Comment by John Doe
4 de septiembre de 2010, 11:45 #  

¿Por qué no?

Comment by milene
21 de octubre de 2010, 07:39 #  

Que te dieron de beber en el jarro?
Me gustaría saber del mentor lo que te dijo y los cambios que sufriste si serias tan amable de escribirme es muy importante para mi.
Att:Isabella
zapattinig@yaoo.com

Comment by John Doe
24 de octubre de 2010, 16:29 #  

La verdad es que por ahora no tengo mucho tiempo para correspondencia vía email así que procedo a contestar aquí mismo:
a.- en el jarro obviamente había sangre. No me preguntes de qué tipo porque no me acuerdo.
b.- el mentor principalmente me pasó datos; teléfonos con los cuales comunicarme si tenía algún problema, información sobre el mercado negro alimenticio (porque uno no puede ya ir a comprar a Coto o a Carrefour)y algunos "tips" que ya he desarrollado en este blog.
c.- Respecto a los cambios, digamos que fueron tanto físicos como emocionales. Para hacer un paralelo aproximado, es como entrar en la pubertad. De alguna manera, el mentor fue una especie de ¿qué me está pasando? sin ilustraciones. Sabés de qué hablo, ¿no?
Saludos

Comment by ||anabella lee cullen||
12 de noviembre de 2010, 21:38 #  

wow qee interesante! me gustaria saber mas de ti y de tu vida, no llego a comprender como dices que un vampiro no es infectado.. entonces como te paso a ti? me gustaria que aclares algunas dd mis dudas.
besos,
anabella c.l

Comment by John Doe
13 de noviembre de 2010, 07:25 #  

Hola Anabella:
Fijate en otras entradas del blog donde explico este tema: http://expedientevampirico.blogspot.com/2010/02/la-muerte-es-solo-el-comienzo.html

Lo mío fue casi una excepción a la regla.
El problema es que tantas películas han desvirtuado la verdad. Y ahora hay epidemias de vampiros, zombies y hombres lobos.

Comment by John Doe
13 de noviembre de 2010, 07:28 #  

http://expedientevampirico.blogspot.com/2010/01/el-origen-de-los-vampiros-2-parte.html

Comment by ||anabella lee cullen||
13 de noviembre de 2010, 20:57 #  

Ok John, aun asi deseo saber mas jeje si puedes escribirme cuando quieras a: tudulceadiccion@gmail.com es el correo de mi blog, espero qee si.
Un beso,
Anabella C.L

Comment by John Doe
14 de noviembre de 2010, 06:54 #  

No tengo por el momento mucho tiempo para escribirte, pero lo tendré en cuenta

Comment by ||anabella lee||
3 de septiembre de 2011, 20:55 #  

No te preocupes, ya cheque las entradas y me parece la mar de interesante. Es un honor conocerte John y me encanta que intentes revelar la verdad despues de tanta pelicula y libro que hay triturado al vampirismo.

Comment by John Doe
4 de septiembre de 2011, 09:25 #  

Tengo más para escribir en cuanto me organice. Gracias por tus palabras

Anónimo
18 de diciembre de 2011, 18:48 #  

dudo muchisimo que un vampiro real, se dedique a publicar entradas en internet para codearse de su vision del vampirismo. ¿en serio un vampiro no tiene cosas mejores por hacer que sentarse delante de una pantalla? si yo fuese vampiro exploraria el mundo asta sacarle todo el jugo. Me parece injusto, ademas muchisimas personas son simpatizantes y este bloc es solo una pagina mas atrayendo gente deseosa de ese don. Un saludo pero igualmente tienes mucha imaginacion. pero las cosas son faciles de decir, lo dificil es demostrar las cosas y es cuando realmente importa . sin hechos que mas da lo que escriba
?¿ como sabemos que es real? jajaj saludos.

Comment by John Doe
19 de diciembre de 2011, 12:34 #  

Bueno, si te fijás en mis entradas verás que no me la paso escribiendo el blog. Obviamente tengo cosas mejores que hacer (acabo de volver de Río de Janeiro y próximamente viajaré a Centroamérica) pero en mis ratos libres me gusta comunicarme por esta vía. ¿qué te parece injusto? ¿Qué no lo demuestre? ¿Estás segura/o de lo que pedís? ¿Sabés el escándalo que se armaría? Prefiero que creas que es imaginación mía a que sepas toda la verdad. La gente en el fondo es feliz pensando que es una fantasía. En verdad lo que desea es un vampiro como los de las películas y eso NO EXISTE, en eso tenés razón. Gracias por los saludos igualmente

Anónimo
19 de diciembre de 2011, 14:04 #  

Bueno, primero agredecerte tu contestacion, sinceramente ni me la esperaba. Lo que me parece injusto es que hayan este tipo de bloc, en el que se alimenta las ganas de los simpatizantes por aquello que dices ser, si "pretendeis" manteneros en el aninimato lo justo seria que estos blogs no existiesen, ¿ y si a alguien le da por investigar? investigar de verdad, no poner la palabra vampiro en internet jajaja . Pienso que si quereis manteneros ocultos lo justo seria que este tipo de blogs no existiesen. Por supuesto es solo mi opiñon; y si pasais de esa ley, (del anonimato) ¿ por que no ayudais a la gente que desea ese don? Hay gente que es su unica opcion para no sentirse vacios,( me incluyo) .Hay gente que desean serlo por las peliculas que ven , pero hay otros que de verdad lo necesitan.... En fin... podria hacer un sinfin de preguntas .... un saludo! espero no haber ofendido a nadie .

Comment by John Doe
19 de diciembre de 2011, 14:40 #  

-No me ofendo. Si puedo, trato de contestar los comentarios. Ahora entiendo un poco mejor lo que decis respecto a lo "injusto". Supongo que si alguien se pone a investigar en serio, podría descubrir la verdad, pero la mayoría se queda en la superficie. NO QUIEREN SABER. Y respecto al anonimato... digamos que en este momento el vampirismo (aún en la forma bizarra que promueven los medios) es un tema que está en todos lados: a veces la mejor manera de ocultar algo es ponerlo a plena vista. Y - esto sí es importante - no es un "don" que se pueda dar libremente. Eso es de las películas. Es un poco más complejo que realizar una comunión de sangre. Tiene que ver la genética de cada persona ya que NO es algo sobrenatural. Es raro pero no sobrenatural. No intervienen demonios ni hechizos ni espíritus de ninguna clase. La realidad es, en ese aspecto, mucho más aburrida. Hay otras maneras de llenar el vacío. En mi caso no llenó ningún vacío. De hecho, lo abrió. Hay que tener cuidado...

Anónimo
19 de diciembre de 2011, 14:43 #  

Bueno solo agradecerte los comentarios, por lo demas sigo pensando igual. Gracias y adios. (Tranquilo no volvere por el blog) jaja

Anónimo
19 de abril de 2012, 04:56 #  

Mi despertar me fue muy bien.
Lo que paso es esto:
Yo cada noche me senti canvios en mi mismo, desde personalidad a fisico; note que canviaba todo yo y que no era una persona normal, porque me ocurrian muchas cosas, hasta que en una noche a las 1:44de la noche me desperte de golpe. Me desperte de repente y con los ojos bien abiertos.
Desde esa noche note y se que canvie todo yo para siempre, que mi despertar de vampiro que estaba dormido durante mi niñezpero que ya queria salir algunas veces, me desperte.
Y cada vez que tengo esta necessidad de beber sangre o de hacer cosas muy extranormales como: ser extrasensorial con el mundo exterior, tenir intuicion antes de que ocurran las cosas, tener habilidades sobrehumanas (no las de holliwood, sino las reles de un vampiro. como tener la fuerza de 10 hombres).
Ya tengo fuerza y hasta me lo comentan muchas veces, cuando cierro las puertas del coche, cuando me peleo con alguien o con peleas de cinco a la vez o como muchas otras veces.
Siento tambien que se me ha incrementado la velocidad de razonar y la velocidad de pensar desde mi despertar, se me ocurren las ideas antes de pensarlas y cuando quiero hacer una jugada o una cosa, se me ocurren muchas.
Otra de mis experiencias fue cuando huelo a sangre o tengo mis sentidos muy desarrollados como el olfacto o la vision a la noche e la intuicion.
Siento como si alguien en mi interior quisiera hacer daño a alguien y atacar y morder, y es como si tuviera un animal que me hiciera daño desde dentro de mi y tuviera garras y si no le dejo hacer lo que quiere, que es beber sangre, me hace mucho daño a mi.
Quien me quiera conocer mi email es night_blogest@hotmail.es .
Y un foro que respondo preguntas del vampirismo es
http://www.foroswebgratis.com/tema-lguien_que_quiera_hablar_los_vampiros_soy_un_vampiro-78918-3036192.htm .

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates