Sombras tenebrosas

Written by John Doe on domingo, 23 de mayo de 2010 at 13:24

Se acerca el Bicentenario.... Buenos Aires parece una gran feria celeste y blanco. Y el cielo negro que amenaza lluvia. Un buen día para escribir en el blog. 
Navegando por la web - ya pasé mis días de navegar por el Río de la Plata, creo - encontré la noticia de que Johnny Depp, uno de mis actores favoritos, interpretará al vampiro Barnabas Collins creado por Jonathan Frid.  Depp comentó que desde niño estuvo obsesionado con este personaje y que siempre ha deseado interpretarlo. ¿Y de dónde sale este vampiro de 175 años? De una serie llamada Sombras Tenebrosas que, con un total de 1.225, se emitió entre 1966 y 1971.Originalmente la idea fue hacer una telenovela gótica con una institutriz llegando a Collinwood y descubriendo su pasado turbulento. Como el rating no ayudó, se les ocurrió incorporar elementos sobrenaturales a la trama. El programa repuntó, y con la aparición del vampiro Barnabas Collins en el segundo año (episodio 211) se convirtió en un  verdadero éxito con merchandising incluido. La historia se llevó a la pantalla grande en 1970 con el nombre de House of Dark Shadows que puede descargarse en esta página de Taringa. Las siguientes películas basadas en la serie de culto, pasaron sin pena ni gloria.
Según la crítica de Arlequín, " lo que hace Curtis aquí es comprimir los elementos más importantes de las tres primeras temporadas. Toda la galería de personajes bizarros que poblaba la telenovela ha sido directamente podada, y se mantiene la trama central con Barnabas apareciendo en la mansión de los Collins y enredándose con la reencarnación de su viejo amor. Obviamente toda la historia de fondo es esencialmente Drácula disfrazado. En este caso el vagabundo desquiciado del lugar termina por hacer las veces de Renfield, la instituriz es la nueva Mina, y hay un profesor Stokes que hace las veces de Van Helsing. Lo que añade Curtis de su propia factoría es el personaje de la Dra Hoffman, una ambiciosa científica que le ofrece una cura al vampiro pero termina enamorándose de él. Mientras que en la TV esto era más evidente, aquí los sentimientos de Hoffman no son tan claros y, cuando sumo, le sobreviene un ataque de consciencia, lo que sirve para desencadenar los sucesos.
Pero a pesar del maquillaje de una historia tan rutinaria, es un filme logrado. La diferencia estriba en Dan Curtis, que lograr crear más atmósfera aquí que en 20 filmes de la Hammer juntos. La mansión Collins posee una formidable belleza siniestra, enclavada en un océano de árboles, donde las distancias parecen enormes, y es verdaderamente una protagonista más en el film. Todo lo que muestra la película acerca de Collinwood se ve gigantesco: la casona es tan grande que tiene enormes dependencias abandonadas y en ruinas. Los personajes vagan tanto por elegantes ambientes góticos como por habitaciones derruidas y plagadas de telarañas. A pesar de estar ambientada en el siglo XX, son pocos los indicios de la época - los policías, algunos autos -, pero la mayor parte del tiempo se respira una atmósfera gótica. Todo el excelente escenario sirve para crear un clima único. A esto se suma la dirección de Curtis. Es ágil, con primeros planos, sombras siniestras, y una excelente seguidilla de escenas de tensión. Es notable ver como un argumento tan común es utilizado hábilmente para generar un momento de suspenso tras otro. Los ataques iniciales, los celos de la perversa Carolyn - que terminará siendo presa de Barnabas y tendrá un horrendo final -, las apariciones de ésta como vampiro (en especial la excelente escena en la piscina abandonada donde se le presenta al joven David), o la venganza de Barnabas después que los experimentos con la sangre fallaran miserablemente.
Pero si Curtis hace su parte con creces, el que se roba la escena es Jonathan Frid. Frid era un actor canadiense desconocido hasta la época de la serie, y que lamentablemente no quiso capitalizar todo el suceso de Dark Shadows (decidió volcarse a su vocación teatral). Su Barnabas Collins es una mezcla de monstruo y héroe romántico; si bien como galán no posee belleza, si tiene una carismática presencia que lo hace atractivo.  A mi juicio es un intérprete desperdiciado; del mismo modo que pasó con Robert Quarry (el Conde Yorga), Jonathan Frid merecía haber sido probado como figura del cine de horror ya que posee la presencia, la voz y el carisma que requieren dichos papeles. Hubiera podido alzarse a la estatura de un Vincent Price o un Christopher Lee. Lamentablemente su carrera posterior fue bastante opaca.
Es un muy buen filme, más que recomendable. Quizás Curtis se excede un poco de shocks en algún momento que otro, y a veces la trama presenta algún que otro agujero, pero buenos intérpretes y un buen clima de horror aseguran una buena película. Un film que debería aún ser más popular, y no sólo en los círculos de fans."

Fragmento inicial del episodio 211:




                                                                                                                                                                      

0 Responses to "Sombras tenebrosas"

Recomendado

Recomendado

Recomendado

John Doe

Blogger. Ex estudiante de antropología de la Universidad de Buenos Aires. Mis "héroes" son James Frazer,Mircea Eliade, Joseph Campbell y Vladimir Propp.

 
Expediente vampírico © 2008 | Blogger Templates